Una Planta de Tratamiento de Efluentes Líquidos, también conocida como una Estación Depuradora de Aguas Residuales, es un conjunto de estructuras y procesos que permiten eliminar la carga contaminante de un líquido cloacal o industrial previo a su reutilización o vertido en un cuerpo de agua, como un arroyo, lago o mar.

Al utilizar agua en una industria o una ciudad, le estamos transfiriendo contaminantes y otras sustancias que pueden afectar el normal desarrollo de la vida en los medios acuáticos. Por este motivo, es importante que los líquidos cloacales e industriales sean tratados correctamente antes de ser devueltos a la naturaleza.

Los líquidos cloacales contienen contaminación principalmente orgánica, con niveles considerables de sólidos en suspensión, materia orgánica carbonácea, fósforo, nitrógeno y microorganismos potencialmente patógenos. Los efluentes industriales suelen ser más contaminantes por tener una mayor concentración de estos componentes, como así también pueden acarrear sustancias inorgánicas o de mayor dificultad para su tratamiento. Todas estas sustancias, de no ser eliminadas previamente, pueden provocar efectos indeseados en el cuerpo receptor, como la proliferación de algas, la mortandad de peces por bajos niveles de oxígeno o la transmisión de enfermedades en poblaciones cercanas.

Se considera que un efluente es apto para su vertido cuando ha sido tratado de forma tal que cumple con los niveles máximos permisibles fijados por la autoridad sanitaria competente. En la Argentina, cada Provincia fija sus propios límites para el vertido de efluentes líquidos. En la Provincia de Buenos Aires, la Autoridad del Agua fija estos valores a través de su Resolución Nº 336/03, siendo pasible de multas o clausuras quienes no cumplan con lo allí establecido.

Las plantas depuradoras variarán considerablemente sus procesos, características y dimensiones dependiendo de diversos factores, como por ejemplo:

  • Del origen del efluente a tratar: mientras las características de los líquidos cloacales no presentan grandes variaciones, los efluentes industriales son muy diversos y dependen, en gran medida, del proceso industrial que los genera.
  • Del caudal del líquido a depurar: en poblaciones pequeñas (entre 100 y 2000 personas aproximadamente) o en industrias, es posible la aplicación de un sistema compacto o modular de tratamiento de efluentes. En grandes poblaciones o industrias, se requerirán instalaciones más complejas para lograr la depuración del efluente
  • De las características intrínsecas del efluente: cuando el efluente contiene elevadas cargas de contaminación o sustancias específicas, es posible que se requieran procesos específicos, por ejemplo para la remoción de nitrógeno o la eliminación de metales tóxicos.

Las plantas depuradoras funcionan eliminando, paso a paso, cada uno de los componentes indeseados que los efluentes contienen. Algunos de los procesos más habitualmente involucrados son:

  • Ecualización, para homogeneizar el efluente y compensar caudales;
  • Cámara de aireación, para eliminar la materia orgánica (DQO, DBO5, fósforo, nitrógeno) mediante procesos biológicos. En este tanque se generan barros compuestos por microorganismos que son los responsables de degradar la materia orgánica, realizando el tratamiento principal del efluente;
  • Sedimentador secundario, donde se separa el barro biológico del líquido depurado;
  • Digestión y secado de barros, para estabilizarlos y disminuir su volumen antes de su disposición final;
  • Desinfección, habitualmente por adición de hipoclorito de sodio, para eliminar microorganismos potencialmente patogénicos.

En Bioingepro diseñamos, fabricamos y operamos plantas de tratamiento de efluentes. En caso de tener alguna consulta o estar interesado en una cotización, no dude en comunicarse con nuestro equipo.

Imágenes de referencia:

planta de tratamiento efluentes compacta
Planta de tratamiento compacta – YPF Campamento Manantiales
diagrama planta tratamiento de efluentes
Diagrama típico de una planta de tratamiento de efluentes
| +54 11 4552-0044 | Web | + posts

Guido Bertola es ingeniero ambiental, graduado de la Universidad Nacional del Litoral, de Santa Fe. Desde hace años forma parte de Bioingepro, trabajando en el departamento técnico-comercial, contribuyendo al diseño de soluciones a medida para cada cliente. Su pasatiempo favorito es la fotografía

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.